Crítica de la razón pura.

Punto principal de Kant es el de fijar los fundamentos del conocimeinto Humano y además establecer los límites del mismo, estructurando una serie de supuestos impuestos por el mismo individuo en donde todo lo que entre por los sentidos del hombre servirán de propia medida para delimitar su conocimiento. Realizando juicios sintéticos con base en la lógica y utilizando en ocasiones procesos matemáticos, pone Kant en evidencia dentro del desarrollo del libro la existencia y no existencia de Dios y de la Libertad por ejemplo.

Denota y hace claros los límites de las ciencias y esclarece en gran parte lo que conocemos por lógica, la delimita en el sentido de que la deja como no fin de nada y sólo como camino general y legislativo de muchos proceso y situaciones que diario se viven, dándole así un peso especifico irrefutable que al paso del tiempo la ha llevado a tener estatutos inamovibles por siglos aunque parezcan no completos, por la imperfección que declara en su naturaleza, se termina convirtiendo en perfecta.

De ésta manera se encuentra a la lógica como el vestíbulo de las ciencias, es decir lugar donde se formulan los primeros juicios, los primeros soportes teóricos de los conceptos a estudiar, logrando así tener una base sólida sobre la que el conocimiento de cualquier ciencia debe de partir, y qué ciencia no necesita el soporte de la lógica para su desarrollo y crecimiento.

Ya que se estableció la lógica como inicio y punto de partida ahora se lleva a la mesa la tarea de formular el conocimiento desde dos puntos de vista, el teórico y el práctica y los dos con el único afán de llegar a la razón, esa es la forma en la que Kant busca la razón tanto por la teoría como por la práctica. Y esa razón siempre acompañando el proceso de educar a los hombres, puesto que según Kant la única forma de hacer hombre al hombre es por medio de la educación y la razón, de cualquier otra suerte sería una bestia.

Como base de su soporte teórica a la hora de buscar la razón Kant hace uso de la Física y la Matemática, siendo éstas ciencias puras que por naturaleza te llevan hacia la razón de una manera teórica, pudiendo tener utilidades y aplicaciones que después se hagan evidentes en la vida práctica, logrando llevar el camino de la razón que Kant propone como bueno, desde la teoría y la práctica.

Lo que separa a Kant de los clásicos como Aristóteles y Platón es el hecho de que Kant no trata de explicar la realidad desde una única perspectiva como si se pensara que la realidad es única y no cambiara, trata de explicar la realidad como un hecho circunstancial que depende de la realidad particular de los individuos que se analicen, por lo que pone como centro del conocimiento al sujeto del que se esté estudiando y a partir de ahí construye la realidad de ese sujeto, y se define con ese parámetro lo que puede y no puede ser.

Según la definición de Kant el mundo, la realidad, lo que pasa es precisamente lo que el sujeto construye a su alrededor con las herramientas que le da su propio andamiaje y acondicionamiento cerebral y no lo que es por el hecho simplemente  de ser, en otras palabras, la realidad es parra el hombre lo que el hombre convenga que es y no lo que es per se.

REFERENCIA.

Kant: introducción a la crítica de la razón pura, Antonio Hernández Rodríguez, Editorial Club Universitario, 2004, ISBN     8484543307, 788484543305

Otros artículos...