Javier Ruibal es un soplo de aire fresco que llega desde Cádiz, desde el Puerto de Santa María, oliendo a sal, a tierra mojada, a azahar y a especias del Gran Bazar de Estambul. Unas gotas de música arábigo-andaluza, dos partes de bulería, una pizca de jazz y algo de esencia de samba, es la receta que utiliza este gaditano universal para conquistar oidos y corazones.

Mi relación musical con Ruibal arrancó más o menos en el año 1990. Cuando no había internet y mucho menos descargas, Pedro Cortejosa me descubrió su música en una cinta de casete que debía ser una copia de la copia de otra copia, del original del disco Cuerpo celeste. Sinceramente, quedé prendado. Las notas y versos de sus composiciones entraron por cada poro de mi piel y ahí permanecen hasta hoy. Aquella cinta, de la que hice una copia más, fue la banda sonora durante mi época de estudiante. Tras hacerme con toda su discografía y seguirlo por los escenarios cada vez que he tenido oportunidad, sigo pensando que es uno de los mejores músicos que ha habido en nuestro país, a pesar de su carácter anónimo. Prueba de ello es que se ha colado, a modo de colaboración, en los discos de grupos y solistas tan dispares como Joaquín Sabina para su canción Ruido. Con Celtas Cortos en El romance de Rosabella y Domingo o con Radio Tarifa en el tema Nu alrest. Pero igual que muchos músicos han llamado a su puerta pidiendo colaboración, Ruibal fue de los primeros artistas en incorporar a sus grabaciones un elenco de músicos que ahora pisan los mejores escenarios del mundo. Gerardo Núñez y Pepe Ébano en Cuerpo Celeste. Antonio Carmona y Chano Domínguez en La piel de Sara. Carlos Carli, John Parsons y Jorge Pardo en Pensión Triana, Tito Alcedo desde Contrabando. Andreas Prittwitz en Lo que me dice tu boca

 

 

Javier Ruibal es además un músico valiente. El 1994 se metió en el estudio Sonoland de Madrid para grabar en directo uno de los discos más completos que se han editado en nuestro país. Pensión Triana le dio el reconocimiento justo con nuevos arreglos de temas de sus anteriores trabajos y también nuevas composiciones como la que da nombre al disco o el homenaje póstumo al malogrado rockero argentino José Alberto Iglesias, Tanguito.

Recientemente ha presentado Sueño, su último trabajo grabado con la Orquesta de Córdoba, en el que presenta arreglos orquestales de música clásica para algunas de sus canciones antiguas y también para otras que no habían quedado registradas en discos anteriormente como El niño del Serengueti.

Si esta reseña sirve para que descubran a este genio de la música, sólo un consejo que tomo prestado:

Una vez conseguidos los ingredientes del Cóctel Ruibal, mezclar con grandes dosis de sensibilidad poética, filtrar con un bagaje vital considerable, agitar con honestidad y servir con ternura, siempre en pequeñas dosis.

 

Andaba buscando repercusiones de la Ley SINDE y vía halondisparado.com me encuentro con este manifiesto que es tan simple como honesto y que no puedo dejar de reproducir.

Prometo no descargar una peli si hubiera una alternativa que cumpliese los siguientes criterios:

1- Precio: En general quiero que el sistema de precios sea fácil y transparente. No me importa una pequeña diferencia de precios entre películas dependiendo de su actualidad.

  • El alquiler de una peli no debe exceder de un tercio del precio de una entrada de cine.
  • La compra de una peli no debe exceder del precio de una entrada de cine.
  • El precio de un tarifa plana mensual no debe exceder del precio de tres entradas de cine.
  • El precio de las series debería ser de un tercio del de las pelis.
  • El pago será por contenido, no por ancho de banda.

2- Idiomas.

  • Debería poder obtener el audio del contenido en todos los idiomas en que se haya producido.
  • Tras comprar una peli, todos los idiomas estarán disponibles.
  • Los fans están autorizados a crear y compartir subtítulos para cualquier contenido.

3- Comodidad.

  • El contenido que pago tiene que estar disponible al momento.
  • El contenido no vendrá con anuncios o molestos avisos contra infractores.
  • Debería poder localizar las pelis y las series por año, director, idioma, país, género, nº de ID en IMDB, etc.

4- Elección y fecha de estreno.

  • La fecha de estreno será global. No debería haber límites respecto al país en el que vivas.
  • Se tiene que poder descargar casi cualquier película rodada en la historia.

5- Derechos.

  • Tengo que poder ver la peli en cualquier dispositivo, sin diferencias de presentación en la peli.
  • Las pelis no estarán atadas al proveedor del servicio, y estarán libres de sistemas anticopia en caso de ser compradas.
  • Mis derechos con respecto a las pelis que alquile, compre o vea en streaming con tarifa plana estarán claramente explicados.

Parece sensato no? A ver quién le pone el cascabel al gato

Me he topado con este video que sinceramente, me ha pillado por sorpresa. Un consejo, maximizar la pantalla. Personalmente le hubiera cambiado la música pero.. bueno, sus razones tendría el creador.

Cuando se habla de juventud, los tertulianos sacan lo mejor de su repertorio de muecas. Generación Nini, generación perdida, niñatos… son algunas de las lindezas que he escuchado y que alguna que otra vez han salido de mi boca, por qué no reconocerlo. Podríamos matizar la realidad de la juventud actual y siempre caeríamos en la generalización, sin tener en cuenta la particularidad.

Personalmente, creo que estamos ante las generaciones más creativas de la historia. El motivo no es otro que los avances tecnológicos y las posibilidades de formación. Dentro de la cultura, tan de moda ahora por la ley Sinde, hoy día podemos encontrar directores de cortometrajes o videos que circulan por internet, cuya calidad sobrepasa con creces los primeros trabajos de algunos cineastas consagrados en la actualidad. Series que pueden verse en la red como Malviviendo tienen una ejecución práctica más que aceptable, a pesar de estar realizadas con los medios más básicos. La razón es simple. Sus creadores saben de qué va la historia porque lo han mamado durante su etapa formativa y sobre todo, porque han visualizado miles de videos en la red hasta dar con la idea que perseguían.

Como ejemplo práctico también podemos acudir, como siempre a la música. Antes eran unos privilegiados los que recibían una formación musical adecuada para desarrollar su talento musical. Hoy día hasta las personas con el oído más duro tienen la oportunidad de acudir a un conservatorio. Por ello, aquel que tiene unas condiciones excepcionales para la música se sale del parchís. Es el caso del video que os muestro a continuación y con el que me topé hace algunos días.

Luka Sulic (23 años) y Stjepan Hauser (24 años), son dos jóvenes chelistas croatas que podemos escuchar interpretando a Tchaikovsky o Rachmaninov, con la misma facilidad que tocan piezas de Piazzolla. Su calidad les vale para esto, pero también para atreverse a versionar al mismísimo Michael Jackson a golpe de arco.

Revisando mis blogs de cabecera a primera hora, me encuentro con esta entrada en pichícola sobre el uso de la red social por excelencia en el mundo. Algunas de ellas son para mear y no echar gota. Vale, yo también tengo una cuenta, pero de ahí a levantarse y enchufar el ordenador o hacerlo desde la cama hay un paso. Feliz fin de semana…. por fin viernes.

Una de cada 13 personas en el planeta y tres de cada cuatro estadounidenses tienen un perfil en Facebook. Uno de cada  26 usuarios entra a Facebook al menos una vez al día.

OnlineSchools.org publicó una infografía que revela esta increíble obsesión, en números nos entendemos mejor:

  • 48% de los usuarios de entre 18 y 34 años entran a Facebook apenas despiertan.
  • 28% revisan sus perfiles en sus smartphones antes de levantarse de la cama.
  • 30% de los usuarios de Facebook son mayores de 35 años.
  • El 70% de los usuarios de Facebook no residen en Estados Unidos.
  • El 57% de los usuarios de Facebook habla más en linea que en persona.

En tan solo 20 minutos en Facebook suceden:

  • 1 millón de enlaces compartidos.
  • 1.48 millones de eventos.
  • 1.9 millones de invitaciones para amigos son aceptadas.
  • 2.7 millones de fotos son publicadas.
  • 2.7 millones de mensajes son enviados.
  • 1.3 millones de fotos con etiquetadas.
  • 1.8 millones de actualizaciones de estado.
  • 1.5 millones de publicaciones a los muros de otros usuarios.
  • 10.2 millones de comentarios.

La soltería reina en Facebook, a pesar de que muchos usuarios no especifican su estatus, de quienes si lo hacen sabemos que.

  • 43,869,800 usuarios son solteros.
  • 36,774,801 son casados.
  • 28,460,516 tienen una relación.
  • 5, 974,574 están comprometidos.
  • 3,025,791 tienen una relación “complicada”.
  • ‘Éxtasis’ musical: Upojenie

    Tres meses después de que Kanvar partiera de Shambhala, Werken hace sonar la campana que llama al Consejo. Ascendiendo por las largas escalinatas se percibe en el ambiente que algo terrible ha pasado en la ciudad. Las puertas de oro del templo se abren dejándo aspirar el aroma a incienso que emana de los altares que jalonan su interior, impregnando mi túnica color azafrán. Arundhati y Rishi flanquean a Adhiraj, Rey de Shambhala. Los peores presagios se confirman. El sabio del Consejo pierde su vista en el interior del templo. La consejera personal del Rey, con su larga cabellera rojiza, permanece absorta en sus pensamientos mientras dos lágrimas resbalan por su rostro. El tocado de sucesión de Kanvar ha aparecido abandonado a las puertas de Shambhala. Debió ser la pasada noche mientras Sahasya dormía. Meciéndose la plateada cabellera, Adhiraj no puede evitar pensar en el futuro. Mientras él viva la paz en Shambhala está asegurada. Sin el sucesor en la ciudad, el futuro del reino se nubla.

    Cuentan que muchos de los grandes descubrimientos llegaron por casualidad. Ya se sabe, Newton dormía la siesta y bueno… acabó dando con la ley de la gravedad. Algo parecido sucede con la música. Cuando dormitas en los brazos de algo que ya conoces, un guitarrista, un saxo, un contrabajo… te acaba llevando a otros brazos. Es algo así como un canto de sirena con el que te dejas llevar abriendo la puerta a otros mundos.

    El primero de los videos que encontrarás más abajo es la música que encontré en ese nuevo mundo hace ya algunos años. Andaba buscando un tema de David Bowie y Pat Metheny en youtube, concretamente This is not America. Me apetecía ver y oir al camaleón porque llevaba tiempo sin hacerlo. Mientras lo paladeaba, recalé en la barra lateral y mis ojos de clavaron en uno de los videos. Se titulaba Pat Metheny y Anna Maria Jopek y supongo que el nombre ininteligible en polaco que se leía a continuación hizo las veces de la manzana del Edén. Si fue el azar o esas sirenas de las que hablaba antes quienes me llevaron a pulsar el botón… no lo sé.
    El tema que escuchaba era Tell her you saw me. Conocía la canción del disco Secret history de Metheny, pero la voz de Jopek impregnaba aquellas notas con una sonoridad que jamás había apreciado. Buscando alguna información sobre ella quedé impresionado al conocer que aquella rubia, con pinta de actriz de Hollywood, participó en el Festival de Eurovisión de 1997. Por fin hemos encontrado una utilidad práctica para este encuentro musical. Hoy día, Jopek es la voz femenina más influyente del jazz polaco, algo que no pasó desapercibido para Pat Metheny. El guitarrista grabó el album Upojenie con ella versionando algunos de sus temas más conocidos, e incorporando otros para el lucimiento de Jopek.
    El resultado, al menos para mi, un disco repleto de música y sobre todo, de sentimientos. Si damos por bueno que la música es un estado de ánimo, este disco siempre tendrá un momento para escucharlo.

    Por si te gusta comparar, más abajo puedes encontrar la versión en directo que Pat Metheny hizo de este tema Tell her you saw me en un concierto del año 1993 en Santiago de Compostela

    ¿Cuál es mejor? Como no hay que ser excluyente: me quedo con las dos. Feliz miércoles.

    Un mensaje sincero y apetecible

    Tengo que reconocer que entre Papa Noël y los Reyes Magos he salido bien parado este año. Seguramente, habré sido lo suficientemente bueno durante el 2010. Entre el barrigudo y los tres viajeros me han caído algunos presentes. El primero ha apostado a caballo ganador y los últimos… pues también. Se han descolgado con un Rioja reserva de Bodegas Lan que promete maravillas (ya os contaré cuando caiga). Si un producto se vende por los ojos en primer lugar, he de reconocer que este vino me ha captado por su etiqueta. Habitualmente, todos los tintos hablan en ella de sus bondades, su color, su aroma y el momento para beberlo. Carnes, aves, quesos… mentiras viles. El vino hay que beberlo cuando apetezca, independientemente del acompañamiento y como decía un amigo… con desprecio y abundancia. Por ello, reproduzco el texto de la contraetiqueta (Pata Hierro, corrígeme si me equivoco) por si no se lee bien en la imagen:

    Los vinos no duran en la botella toda la vida. Evolucionan y maduran, pero también envejecen… y mueren. Queremos que este tinto reserva que hoy tiene en sus manos lo comparta en todo su esplendor y plenitud. Conserve el vino en las mejores condiciones posibles. No guarde su botella para una mejor ocasión que nunca llega… Decídase a tomarla en su mejor momento y disfrútelo.

    Hay queda eso. Absténganse bebedores de salón. Si quieren tirarse un farol ante sus amigos o ante sí mismos háganlo, pero no lo guarden como un trofeo dejando que muera el trabajo de decenas de personas.

    SALUD

    Por cierto. Gracias a los reyes magos por regar mi paladar… y eso que no he escrito carta este año. Se ve que me conocen desde hace muchos años.

    Ante todo Feliz Año 2011 a todos los que entrais de vez en cuando a este espacio. Los más asiduos habreis apreciado que últimamente no vamos sobrados de tiempo. Y es que las fiestas, las vacaciones y sobre todo la familia son para disfrutarlos. Pienso, luego escribo podía esperar porque el mundo no se acabará hasta el 2012 según la profecía. Tenemos por lo tanto todo un año para vivirlo como el último de nuestras vidas. Aunque no creo en vaticinios agoreros ni optimistas, ese será mi propósito para el nuevo año: vivirlo como si fuera el último.

    El título de este post está relacionado con los primeros minutos de este año. Después de las uvas, el champagne y alguna que otra esquisitez culinaria, llegó el tiempo del disfrute. Para ello mi compadre, anfitrión esa noche, eligió un disco que grabamos hace algunos años con temas selecionados, al que llamamos Canciones para empezar bien el año… ¿o no? Ese CD comenzaba con el temazo que teneis más abajo y continuaba con algunas de las canciones que han marcado mis últimos años de vida por unos u otros motivos. Espero que os guste… aunque el título no es premonitorio del año que tenemos por delante. Grande Antonio Vega, grande Nacha Pop.

    Felices pensamientos para el 2011

    Soy un enamorado de la música cubana. Qué vamos a hacerle. Y mira que desde que inicié esta bitácora nunca había tenido un momento para ella. Como nunca es tarde si la dicha es buena… vamos allá. Mi primera relación musical con LA ISLA viene con la Nova Trova Cubana. Como buen universitario humanista, las letras de Silvio Rodríguez me inspiraron más de una noche a la luz del flexo, pensando en revoluciones… o amores. Más allá de interpretaciones políticas, no puede negarse que el cubano es uno de los músicos más significativos de las últimas décadas para varias generaciones. Por su inconfundible voz y por su forma de tocar la guitarra. Sus letras tendrán seguidores y detractores pero como decía antes, política al margen, sus temas de amor son brutales, reflexiones que la mayoría hemos realizado alguna vez, pero que pocos consiguen plasmar en canciones.

    Afortunadamente, musicalmente Cuba ha dado muchas más cosas que la Nova Trova. Posiblemente con el tiempo será recordada por sus connotaciones políticas del lado de la revolución cubana más que por la música que llevó a cabo… cosas que tiene la política y que nunca tendrá la cultura. Los que sí pasarán a la historia como músicos de bandera son los miembros de la Vieja Trova. Compay, Rubén González, Ibrahim Ferrer… Pasarán a la historia pero por los pelos. Por suerte Win Wenders los rescató en video para el gran público dentro del documental Buena Vista Social Club. Si aún no lo has visto te falta tiempo para comprarlo, alquilarlo o ‘pillarlo’ de manera clandestina. Lo que no tiene perdón es que te guste la música y te compren tu último traje sin haberlo visto o escuchado.

    Pero la vida sigue y la Vieja Trova, aunque sigue sonando, va cediendo ante el empuje de las nuevas músicas que emergen en la isla caribeña. Desde que descubrí la percusión latina, Cuba es un referente musical obligado. Sones, guajiras, el guaguancó… (sólo con pensarlo se me van los pies) y ahora hip hop. Letras como mi música tiene sabor a melao de caña de Orishas, denotan que el hip hop y los ritmos actuales no están reñidos con los más tradicionales. Los nuevos músicos cubanos no quieren renunciar a sus orígenes… pero tampoco quieren renunciar a su presente.

    En esta línea emprendida por Orishas hace ya años, pero con una visión mucho menos comercial, encontramos la nueva oleada de músicos cubanos que tratan de abrirse paso en un panorama complicado. Su proyección internacional todavía es muy reducida. No obstante, buceando un poco por la red -es lo que tiene internet- podemos obtener una muestra gratificante. Dentro del proyecto Havana Cultura, que abandera Gilles Peterson, se nos presenta un amplio ejemplo de estos nuevos músicos que reivindican su lugar dentro de la cultura cubana.

    A grandes rasgos, ha sido la evolución que he seguido dentro de la música cubana. Si con alguno de estos temas te has emocionado es que compartes mis sentimientos. Si has bailado… tres cuartos de lo mismo. Si no lo has hecho… es que lo has probado poco. Vuelve al principio e inténtalo de nuevo.